Funiculí

de Lluís Porqueras , 2013

Lluís Porqueras siempre diseñó en busca de una simplicidad absoluta, eliminando lo superfluo hasta dejar la esencia del objeto útil y sencillo. Así ocurre con la Funiculí: cuarenta años después de su primera edición, sigue siendo muy actual.

Esta colección incluye versión de pie, de sobremesa y de aplique, y todas comparten las mismas formas puristas y sus prestaciones. El aplique se desprende de la base y se queda con la tija que se acopla a la pared, y mediante el mismo mecanismo de doble pinza se puede modular la altura de la pantalla para adaptarse a las necesidades del usuario. Presenta el mismo tamaño que el de la Funiculí de sobremesa, y como ésta, su difusor puede girar 360º para dirigir el haz de luz hacia donde convenga. Está disponible en negro, blanco roto y gris musgo.