Funiculí

de Lluís Porqueras , 2013

Lluís Porqueras siempre diseñó en busca de una simplicidad absoluta, eliminando lo superfluo hasta dejar la esencia del objeto útil y sencillo. Así ocurre con la Funiculí: cuarenta años después de su primera edición, sigue siendo muy actual.

En nombre de Funiculí viene del concepto de acción funicular, de subir y bajar. Esta colección incluye las versiones de pie, pared y sobremesa, y todas comparten formas puristas y las mismas prestaciones.

Mediante el sistema de pinzas, la pantalla puede subir y bajar por la tija para modular la altura a la que se quiera colocar. Además el difusor puede orientarse moviéndose hasta 360º para dirigir el haz de luz hacia donde convenga. La Funiculí sobremesa tiene una goma que recubre el contorno de la base para evitar el contacto frío del metal con la mesa y añadir estabilidad a la lámpara. Está disponible en negro, blanco roto y gris musgo.