Dipping Light

de Jordi Canudas , 2019

La historia de la Dipping Light solo ha hecho que empezar. Marset no ha querido conformarse con solo las dos medidas de sobremesa que ha tenido hasta ahora: su lámpara más poética amplía sus usos y se ofrece como portátil autónoma, suspensión, aplique y con un nuevo tamaño de sobremesa – ø20 cm – a caballo entre la pequeña y la grande. Los colores se mantienen, se amplía la tipología.

La nueva Dipping Light de suspensión se despoja de todo y se queda con lo esencial, el color se convierte en protagonista absoluto. Por eso al crear una composición con varias, el efecto visual es fascinante. Esta nueva modalidad se presenta en tres tamaños distintos: 12,5, 20 y 30 centímetros de diámetro.

Con el accesorio cluster se ofrece la posibilidad de poder conectar varias lámparas de suspensión a la vez en un solo punto de luz. Con él se consigue libertad absoluta para construir con luz, para iluminar espacios grandes o crear composiciones con la colección Dipping Light o el modelo Ginger 20.