Hélène Rebelo

Marset Takeover con

Hélène Rebelo

Dipping Light

Hélène Rebelo es escenógrafa, curadora y también diseña y decora interiores. Vive en Bruselas y cuenta con un talento especial para encontrar diseños y objetos únicos. Sus proyectos destilan una mirada fresca y demuestran un gran interés por el diseño contemporáneo. 

En esta colaboración muestra sus referencias, sus fuentes de inspiración, y cómo la Dipping Light entra a formar parte de su mundo, fascinada por cómo utiliza el color.

Hélène, eres curadora, escenógrafa y decoradora de interiores. ¿Cómo te inspiras?
HREn mi trabajo, me inspiran los años 70 y 80, lo cual es innegable. La era espacial, el diseño italiano y la decoración me han influido profundamente. Pero me gusta dejarme seducir por universos totalmente diferentes; me gusta observar todo lo que se hace y conseguir algo que pueda adaptar a mi propia visión. En este momento me fijo más en el folk art por ejemplo. Me gustan las piezas fuertes, notables, divertidas y poco convencionales. Por eso el movimiento Memphis siempre ha sido importante para mí. Nunca recibí educación sobre diseño y creo que el movimiento de Memphis fue una especie de revelación. Esta rareza y locura me hizo comprender que es accesible para todo el mundo.
¿Cuál es tu espacio favorito en tu casa?
HRMi espacio favorito es nuestro salón. Es un espacio donde nos encanta reunirnos para pasar los mejores momentos de nuestros días. Objetos que he encontrado y que han sido muy especiales para mi. También alberga la primera alfombra que diseñé que fue hecha por los artesanos de Stitch Rugs. Pero, por supuesto, también me encanta por su color. Estoy obsesionada con el color. Y es un poco como nuestra burbuja verde, nuestro pequeño jardín interior.
¿Hay algún lugar que hayas creado especialmente? Háblenos de él.
HRNo he dejado ningún espacio al azar; cada rincón cuenta para mí. Necesito que mi ojo aprecie cada lugar que ve, es una obsesión. Por ejemplo, este piso es el primero en el que he podido dejar que mis deseos se expresen. Por supuesto estamos de alquiler y nunca es fácil conseguir que un lugar se parezca a nosotros, pero he disfrutado mucho el proceso. Paso la mayor parte del tiempo en la zona del comedor, que también es mi espacio de trabajo, sobre todo en las fases de investigación y dibujo. Para este espacio encontramos una gran mesa de reuniones de los años 80 que hemos repintado de rosa carmín. Es una mesa grande que se divide en dos, así que a menudo muevo parte de ella hacia la ventana para cambiar la vista y conseguir más luz.
¿Qué te gusta de la lámpara Dipping Light en tus espacios?
HRYa había visto varias lámparas Marset en varios proyectos, en revistas. Pero me gustó especialmente la Dipping Light, esta pantalla de color degradado que, una vez encendida, produce una luz que cambia totalmente el ambiente de la habitación. Creo que los videos que hemos creado hablan por sí mismos. Me gusta la versión mini, portátil y recargable de la lámpara porque también podemos llevarla a nuestro balcón. Puede seguirnos a todas partes. Y su color marrón anaranjado nos recuerda mucho a los años 70. Además, me gusta mucho el color cálido que produce su luz.
Shopping cart
Aún no agregaste productos.