Ledtube USB

de Daniel López , 2019

El Ledtube cumple diez años y sigue siendo uno de los productos más funcionales de la colección: un lector con un potente foco de luz que tiene el firme propósito de no molestar si hay otro compañero en la cama. No deslumbra y su luz puede dirigirse en cualquier dirección. Es tan fácil de usar que es casi instintivo y tan versátil que se mimetiza con la superficie, luz que no ocupa lugar. Pero a pesar de todo, siempre hay espacio para mejorar y este año, por una parte se ofrece una nueva versión del Ledtube que lleva integrada una entrada de USB, y por otra aparece con un nuevo tamaño más pequeño, el Ledtube mini.

Esta lámpara ingeniosa ha conseguido iluminar las habitaciones de los hoteles más prestigiosos, acompañando en el mejor momento del día, cuando uno ya decide relajarse y leer antes de dormirse. Es en este momento cuando, casi de manera automática, uno también decide poner sus dispositivos móviles a cargar, por eso la última edición del Ledtube incorpora una entrada USB, ampliando sus usos. Lo manual y lo digital unidos bajo la misma luz.