Discocó

de Christophe Mathieu , 2009

Si hay un diseño icónico en la colección de Marset es la Discocó: exuberante, también cuando está apagada, la riqueza de luz que emite esta lámpara procura una iluminación directa descendente y, al mismo tiempo, un efectista juego de luces y sombras. Su detallado estudio de la luz incidente y rebotada en ambas caras de los discos que la componen aporta varios matices lumínicos y también profundidad al objeto.

La semiesfera cromada del núcleo, donde se fijan los discos, crea reflejos suplementarios. Apagada, la Discocó es un objeto bello que no pasa desapercibido, llena el espacio. Disponible en blanco, gris, beige y negro oro en 2 tamaños diferentes. En todas sus versiones la Discocó consigue una luz extraordinariamente acogedora.