Pocas lámparas han dado tanto juego como la FollowMe. Esta luminaria audaz, pionera de la iluminación portátil, se ha convertido en pocos años en un icono del diseño.

Ahora la FollowMe da un paso más, y ofrece una colección más amplia en distintos colores: rosa, azul, terracota y verde. El asa sigue siendo de madera, en este caso pintada. Estos nuevos colores multiplican sus posibilidades: el rosa o azul acercan el diseño al mundo infantil, ofreciendo el mismo tipo de luz amable con una paleta de colores suaves, que aportan serenidad. Los colores verde y terracota son intensos y sofisticados, y quieren aportar un punto de color en cualquier ambiente.

Una nueva colección colorista y lúdica de esta lámpara carismática, dónde quizás, lo más difícil será escoger con cuál de ellas nos quedamos.