Esta semana hemos estado en Design Post, Colonia. Ahí el estudio de diseño kaschkasch ha presentado a un grupo de arquitectos su nueva lámpara Bolita . Florian Kallus y Sebastian Schneider han desvelado cómo funciona esta lámpara tan sencilla y mágica a la vez;  una bola de cristal que se desliza por una base que aloja un led. Al mover la Bolita con la mano se produce un juego tácil y visual: atenuar o aumentar la luz.

Desde hace dos años Marset cuenta con un espacio expositivo en Design Post, un showroom que nos permite exponer la colección de manera permanente. Después de la charla sobre la Bolita, presentamos otras lámparas de la nueva colección.