Plaff-on!

de Joan Gaspar , 2019

Un buen diseño es aquel que perdura en el tiempo. Así sucede con el Plaff-on!, una lámpara que lleva casi diez años iluminando techos y paredes. Su difusor de vidrio soplado blanco parece que flote, despegándose del techo y de la circunferencia que lo envuelve, y su luz se filtra hacia arriba creando un halo luminoso. Destila sencillez y resulta ser muy útil. Tanto es así que se echaba de menos una luminaria como ésta para exterior. El Plaff-on! de exterior se presenta con idénticas cualidades que el de interior con el grado de protección IP65 o IP54 que lo hacen idóneo también para baños.

Con el propósito de ampliar sus posibilidades para el exterior, este año el Plaff-on! se ofrece con nuevas medidas —de 33 y 50 cms de diámetro—.  Además, en su versión más pequeña permite, si es necesario, aplicar un accesorio de señalización encima de la pantalla.

De interior, de exterior, con señalética o sin, el Plaff-on! ahora es uno y varios a la vez, conquistando también el exterior.