Lab

de Francesc Rifé , 2020

La nueva colección Lab se expande e incluye un aplique esbelto y dos medidas de balizas. Estos nuevos diseños resultan más estéticos, repletos de texturas. El nuevo aplique se sustenta con una estructura de aluminio y constan de un espacio interior en el que la iluminación dialogará con su propio material. Ahí y en la parte frontal —van con el mismo acabado— se abre paso el diseño: láminas de metal pintado o madera de iroko brindarán distintos tipos de iluminación por reflexión.

La belleza de esta nueva colección reside en cómo la luz juega con los distintos materiales. La colección Lab sigue escondiendo el punto de luz pero su iluminación—sea en la versión que sea, también en la original—será más potente, con mayor presencia.