Este año, la colorista y sonora Tam Tam que tanto juego ha dado se presenta ahora en su versión más lineal sin perder su origen dinámico y divertido. Los nuevos modelos de pie y suspensión se simplifican con la incorporación de una estructura tubular a la que se sujetan una o varias pantallas que pueden orientarse en cualquier dirección y con colores diversos.

Estos nuevos miembros de la colección Tam Tam se ajustan a espacios más polivalentes, alargados o estrechos, en la barra de un bar, iluminando un rincón de lectura o una zona de paso. Y es que este racimo de pantallas de nombre sonoro puede escogerse a gusto del consumidor; mezclando colores y número de pantallas que se adaptan en cada interior, a cada ambiente, para cada necesidad.