Esta versión de pared posee con una o dos pantallas de Ø22 cm que pueden orientarse 360º en cualquier posición. Versátiles y alegres, invitan a jugar con los colores, a escoger entre negro, blanco roto, naranja, marrón, verde, arena y azul con la placa de la pared siempre en blanco roto..

Encajan en el ambiente iluminando donde se quiera. La versión de una sola pantalla es idónea como lámpara de cabecera con interruptor incorporado, y la versión de dos pantallas es adecuada para instalar en pasillo o iluminar espacios.

Quizás son pequeñas pero tan poderosas y espectaculares como sus hermanas mayores. Son inteligentes, agudas, encantadoras y dibujarán una sonrisa en la cara.