La colección Nolita es sofisticada y elegante gracias a un trabajo exhaustivo en sus proporciones. Su sencillez formal y constructiva contrasta con  el policarbonato transparente inyectado de las pantalla, combinado con el aluminio de la tija. Es remarcable el brazo móvil que permite orientar la pantalla y el haz de luz. La silueta de lámpara básica se trastoca así levemente, pero sin ceder en elegancia.