Maranga es nombre de fruta inventada: exquisita, incitante, suculenta. Reinterpreta el estilo escandinavo en cuanto a la esencialidad de la forma y el uso racional de la iluminación para generar un ambiente cálido y confortable.

La pantalla está formada por 32 piezas a modo de gajos que se intercalan entre sí dejando escapar resquicios de luz. Este juego de claroscuros genera un efecto rico en matices luminosos e impide el deslumbramiento, al tiempo que la abertura inferior provista de un difusor emite luz directa hacia abajo.