Sobrio, arquitectónico, funcional… Lab es un aplique de pared para exterior con tecnología LED que se integra o destaca en el espacio gracias a los diferentes materiales que pueden utilizarse en el frontal: madera de iroko, símil piedra, aluminio pintado de blanco, negro o gris.

Asimismo, se puede incluir señalética específica según el estilo del diseño gráfico aplicable al espacio público.