La madera es una gran aliada de la iluminación más intimista, un material complicado de moldear que la colección Ginger resuelve con nitidez. La combinación de láminas de madera y papel prensados a alta presión consigue una luminaria de aspecto casi plano, sobrio, que ilumina los espacios con luz indirecta desde una presencia leve.

La colección Ginger se amplía con dos versiones de pie de aspecto contundente con brazo móvil, un tamaño mayor de sobremesa y de suspensión, un aplique sencillo y otra versión de pared con brazo móvil.

Esta lámpara de pared orientable con una estructura móvil sostiene la pantalla y ofrece un movimiento libre de un lado al otro proporcionando estabilidad al conjunto.