El eco de la luz

Como si del eco de un tambor se tratara, la colección Djembé ha sido diseñada para repetirse y crear composiciones de luz en el techo. Formalmente es una media campana que deja ver su interior, disponible en distintos tamaños y colores que si se combinan entre sí consigue un gran efecto decorativo, incluso apagada. Si se prefiere puede funcionar en formato individual iluminando el espacio con rotundidad.

Utilizando la técnica del rotomoldeo, Joan Gaspar consigue que el exterior sea muy diferente al interior de la pantalla: Por fuera recuerda a la textura de la piedra, buscando una percepción de peso aparente enfatizada por su volumen contundente. Por dentro, al estar vacía, se descubre un espacio interior blanco y liso que deja que la luz se refleje.