Atractiva y ornamental, Discocó se ha convertido en un éxito rotundo con un pie en el diseño escandinavo y otro en el mediterráneo. Su compleja sencillez y el sugerente juego de luces y sombras hacen de esta lámpara un objeto de luz idóneo para enriquecer el ambiente.

A la gama de colores existente se le añaden dos nuevos tonos, beige y gris, esta vez en acabado mate.